sábado, 16 de julio de 2011

Beslan

Hoy he visto un documental en la televisión sobre la masacre de Beslán.
Aún recuerdo esos días. Tu acababas de cumplir un año.
Unos terroristas islámicos tomaron un colegio de Osetia del Norte. Un lugar con ese nombre parece como que está en algún lugar perdido, ignorante de cualquier cosa que pase por este otro lado del planeta. ¿Qué podía ocurrir allí? Tuve que situar el lugar, una pieza minúscula de tantas que ocupaban el Cáucaso.
Recuerdo que tomaron el colegio, que me sorprendió la cantidad de alumnos que había como rehenes.
Y recuerdo también como mirábanos con incredulidad lo que estaba pasando, casi en directo.
Hoy he escuchado los testimonios de las madres, de niños, de adultos que vivieron esos días. Las madres narraban a los realizadores del programa como vivieron aquellas horas, solo al final dierons testimonio de lo qué fue de sus hijos. Sabía de antemano que algunas los habían perdido, aún que no lo dijeran de una forma explícita. Solo había que mirar sus ojos y su luto.
¿Quién puede mirar el mundo de otra forma después de haber pasado por ese infierno?
Hará dentro de poco siete años: 186 niños murieron y una cifra similar de adultos.
¿Para qué?
¿Por qué?


¿Qué puede legitimar esta masacre? ¿Qué oscuros motivos políticos, nacionalistas, o religiosos pueden esgrimirse para ello?
Cuando te dejo en el colegio pienso que es el lugar más seguro. Para tantos niños fue su tumba.
No entiendo nada.

domingo, 26 de junio de 2011

Recientemente


Leonor últimamente. Finales de junio de 2011

Cinema Paradiso

Hoy he visto por cuarta o quinta vez la película de Cinema Paradiso. Maravillosa.
Quizá una de las mejores películas que he visto en mi vida. Emocionándome hasta el final, removiendo sentimientos, emociones, de principio a fin.
La primera vez que la vi fue hacia 1994 o principios de 1995, cuando estaba en el instituto Ángel Ganivet. Aquél año coincidí por vez primera con Dafos, una persona totalmente enamorada del cine. Se le ocurrió la idea de montar un cineclub en el centro, y acertadamente, la primera película con la que se iba a inaugurar ese cineclub fue Cinema Paradiso, la maś arrebatadora película que se ha hecho sobre el cine.
Fue la primera vez. Es una vuelta al pasado, a la niñez y a la juventud. Es inevitable recordar los propios días de aquél año, y de aquél videoclub, la elaboración de la guía para ver la película, adecuar el salón de actos, preparar la pantalla, disfrutar... y luego, después de recogerlo todo, salir y hablar de cine, frente a una cerveza fría durante un largo rato. Hace ya mucho tiempo de esto. Volví a coincidir con Dafos al año siguiente en Ronda. Fue uno de los mejores que pasé en esa ciudad. Las copas en la Sota de Bastos, en La Verdad, los paseos por Ronda; José Luis, Dafos y yo hablando sobre lo divino y lo humano, copas en el Dulcinea, brindis por Marcello. Ahora que hace veinte años de casi todo..... Ver Cinema Paradiso es retornar al pasado (el retorno a Itaca de Ulises, como acertadamente señaló Dafos la primera vez que vi esa película), a ese pasado casi patria, hogar, que todos tenemos. Que yo tengo, que ya he perdido. Que en ti en recobrado, diferente.

martes, 4 de enero de 2011

Para Eloy

Hoy ha muerto una persona buena.
Estos versos los he leído casi al momento de recibir la noticia. Son palabras que tú me hubieras dicho, por eso aquí las pongo, para recordarte. En tu memoria.

"Estar vivo es poder,
La existencia en sí misma
sin ninguna otra función es,
suficiente omnipotencia."

Emily Dickinson